Qué son y cómo se comportan los tipos de interés

tipos interes

Como reza mi pequeña presentación en este blog, la actual crisis económica obliga a muchas personas, cuyos conocimientos de economía eran prácticamente nulos, a comprender, aunque no sea en profundidad, algunos conceptos básicos. Nombres o palabras que hemos oído muchas veces, que incluso habremos utilizado en más de una ocasión, pero de los que, realmente, no conocemos bien ni su significado ni su funcionamiento. Es el caso, por ejemplo, de los tipos de interés.

[!adsenseamp!]

Más o menos sabíamos qué son. Entendíamos someramente su función. Pero no íbamos más allá, tampoco lo necesitábamos. Sin embargo, en la actualidad, sí. Cuando el bolsillo cada vez está más vacío, un tipo de interés u otro es realmente importante.

Breve explicación de los tipos de interés

Una explicación muy fácil sería decir que los tipos de interés son lo que cuesta el dinero. Es decir, nuestro banco nos hace un préstamo de 5.000 euros, pero nosotros debemos devolverle 5.650. Es decir, la entidad nos vende 5.000 euros por 5.650. Es el precio del dinero. Los tipos de interés.

Digamos que el banco nos hace devolver ese dinero en un año. Estaría ganando, entonces, 650 euros por cada 5.000 que preste. Es decir, un tipo de interés del 13% anual. Siempre que el banco realiza un préstamo de dinero éste está sujeto a un tipo de interés determinado.

Cómo funcionan los tipos de interés

[!adsense!]

Por regla general el interés será más bajo cuanto más corto sea el plazo de devolución. Si es un año en vez de dos, es menos tiempo de riesgo para el banco. Menos días sin tener en su poder, de nuevo, el dinero.

Son diversas las variables a valuar para establecer el tipo de interés y, aunque parecido, éste puede variar, y de hecho lo hace, de una entidad a otra. El tipo de interés libre de riesgo, es decir, el interés real de la deuda pública en el plazo que corresponda; la inflación, la liquidez y el riesgo del crédito son algunas de estas variantes.

El Banco Central Europeo (BCE), en el caso del euro, fija un tipo de interés para el dinero. Es la mínima cantidad por la que pueden pujar las entidades bancarias en las subastas de dinero que, de manera periódica, realiza esta organización. Por tanto, como es lógico, si el interés establecido por el BCE es alto, el que marcará el banco en los productos que ofrezca a sus clientes lo será más aún. Nadie da duros a pesetas.

Written By
More from Margot
Consejos para solicitar un microcrédito
Muchas familias necesitan una ayuda para afrontar ciertos gastos extras: se rompe...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *