Euribor y diferenciales. ¿Qué son y en qué debemos fijarnos?

euribor diferenciales

El Euribor. Ese elemento etéreo, al menos para nosotros, que, de un tiempo a esta parte, nos hace torcer la vista hacia la televisión cada vez que escuchamos su nombre. Esa cifra de la que depende que este año veamos el mar en verano o que, otra vez, nos debamos conformar con pasar una semanita en el pueblo. El día que firmamos la hipoteca no creímos que fuera a darnos tantos quebraderos de cabeza; Euribor + 2% nos dijeron. Y nos pareció bien. Pero los tiempos de bonanza se han diluido y ahora queremos saber qué es el Euribor y qué es eso de los diferenciales.

[!adsenseamp!]

Técnicamente, el Euribor es el tipo de interés al que están sujetas las operaciones entre entidades bancarias en el Viejo Continente. Dicho de otra manera, lo que paga un banco a otro cuando le prestan dinero. Lo que nos interesa a nosotros es que es la media a la que prestan los bancos un dinero por un periodo determinado.

El nombre de Euribor procede de Europe Interbank Offered Rate y se calcula teniendo en cuenta la media de los tipos de interés que, cada día, se aplican en los depósitos interbancarios de los 64 bancos con más volumen de negocios. Por esta razón es un interés que varía continuamente.

Al disminuir la capacidad económica de los ciudadanos, estos, obviamente, compran menos casas y se reducen las hipotecas. Los bancos, por tanto, mejoran sus ofertas tratando de atraer al cliente. Como el Euribor se obtiene de la media de los tipos de interés que se aplican, por eso es menor en tiempos de crisis económica. Y sube cuando la cosas mejoran porque los bancos vuelven a empeorar sus ofertas.

¿Qué es el diferencial?

[!adsense!]

Más o menos ya sabemos qué es el Euribor. Pero cuando firmamos la hipoteca nos dijeron que pagaríamos Euribor más otra cosa. Esa otra cosa es el diferencial. La definición rápida prácticamente ya la hemos dado: el margen que se suma al valor del índice elegido de referencia.

La variación de este diferencial compete a los bancos. Son ellos los que juegan con las oscilaciones del Euribor para aplicar un margen u otro. Una vez más, está en manos de las entidades bancarias el que podamos acceder a un préstamo con unas condiciones aceptables, o leoninas. El problema es que lo que era aceptable hace diez años, puede convertirse en una cifra imposible de pagar en la actualidad.

Written By
More from Margot
La morosidad del crédito se sitúa en el 8,36%
El primer trimestre de 2012 se ha cerrado con la morosidad del...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *