Recomendaciones para antes de pedir un crédito

recomendaciones antes pedir credito

Con las facilidades que actualmente dan a la hora de pedir un crédito hay que tener la cabeza muy fría para no hacerlo. Hasta las personas que realmente no lo necesitan pueden sentirse tentadas de solicitarlo. En la televisión las empresas crediticias nos bombardean con anuncios que nos  venden sin ambages las bondades de sus productos. La letra pequeña y los fallos parece que nos compete a nosotros hallarlos.

[!adsenseamp!]

Así que lo único que podemos decir es: “Espera, espera, tranquilo, no lo pidas todavía. Haz una serie de cosas antes”. Una vez que pedimos un crédito no hay vuelta atrás. Es probable que en unas horas ya tengamos el dinero en nuestra cuenta y que en unos días estemos pagando unos intereses a los que, quizá, no podemos hacer frente.

Por todo ello, debemos seguir estos básicos consejos antes de tomar una decisión. No somos unos gurús, ni muchísimo menos. Tampoco queremos hacer de padre, ni de madre. No pretendemos ser un Pepito Grillo, ni el ángel blanco que desde tu hombro derecho discute con el demonio apostado en el hombro izquierdo. No. Pedimos solo dos minutos.

Cosas que debemos tener claras antes de pedir un crédito

  1. Asegurarnos de que lo necesitamos: tenemos que analizar el porqué. Reflexionar acerca de para qué vamos a usar el dinero. ¿Es imprescindible? ¿Si no tenemos ese dinero está en juego alguna parcela básica de nuestra existencia? Son muchos los intereses que llevan anejos los créditos rápidos que tan de moda están últimamente. Hay que estar realmente seguros de que necesitamos solicitarlo.
  2. [!adsense!]

  3. La cantidad: si hemos cerrado el apartado anterior con una respuesta positiva a la pregunta de si necesitamos verdaderamente el dinero, el siguiente paso es pensar bien la cantidad. Aquí no vale eso de pedir de más, por si acaso. Vamos a solicitar lo justo. Lo que precisemos. Ni un céntimo más.
  4. Compara: lo recomendamos, casi, en cada artículo. Estamos seguros de que si hemos reflexionado cómo se debe en las preguntas anteriores habremos llegado a una conclusión correcta. Y si esta es que necesitamos pedir un crédito será porque, verdaderamente, así es. Es el momento entonces de ponerse a buscar. Hay que hacerlo con calma. Sin prisas. Tal y como funcionan las empresas de créditos rápidos, sin salir de casa podremos consultar las condiciones de una gran cantidad de productos. No tardaremos más de una hora. Hagámoslo. Detallemos cada una de las características y elijamos, con los datos sobre la mesa, el crédito que más nos conviene.
Written By
More from Margot
7 hábitos financieros que tienes que corregir
Nuestros hábitos financieros influyen, y mucho, en cómo se comporta nuestra economía...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *