Préstamos consumo: qué son y para qué sirven

préstamos consumo

A pesar de que la situación económica ha provocado un importante descenso en los créditos solicitados en los últimos años, los préstamos consumo parecen arrojar algo de luz al lastimoso estado financiero. Son estos los únicos que han logrado crecer, un 3,25%, en 2013, después de cinco años seguidos de pérdidas.

[!adsenseamp!]

Las razones que justifican esta leve recuperación de los créditos al consumo son, obviamente, que se trata de préstamos de cantidades bajas. Además, según los expertos, hay también un importante componente relacionado con la recuperación de la confianza por parte de los ciudadanos. En algunas familias, muy pocas todavía, se comienza a vislumbrar con ligero optimismo el futuro y las reticencias a la hora de gastar se disipan lentamente.

¿Qué son los préstamos consumo?

Créditos que se conceden para comprar bienes. Automóviles, electrodomésticos, muebles, son algunos de los destinos que se le dan al dinero obtenido gracias a un préstamo consumo. Las características que tiene es que no se conceden a personas jurídicas, sólo físicas y cuando éstas no precisen el dinero para su actividad profesional. La ley que los regula es la 16/2011 de 24 de junio, de contratos de créditos al consumo.

Lo explicamos con dos ejemplos: una persona que pide un crédito para amueblar su oficina, no es un préstamo al consumo. Si una empresa lo solicita con el objetivo pagar un viaje a sus trabajadores, tampoco lo es. Quedan también excluidos de la denominación de préstamos consumo los que sean de menos de 200 euros o aquellos que sean descubiertos a menos de un mes.

Por regla general, suelen oscilar entre los 3.000 y 60.000 euros y el plazo de devolución es bastante corto.

[!adsense!]

Las principales ventajas de los préstamos para el consumo

La ventaja más importante para el consumidor es, lógicamente, la posibilidad de pagar a plazos. Aunque no sean cantidades demasiado altas, en muchos casos (y más en los tiempos que corren) es preferible no hacer el esfuerzo económico de una sola vez.

créditos consumo

Los préstamos consumo también son buenos para el banco o la entidad financiera que los conceda porque aplicará intereses más altos de lo habitual. Esta ventaja de los préstamos consumo para el prestatario es, obviamente, la principal desventaja en el caso del consumidor.

Al igual que los créditos rápidos sin nómina, aunque sea poco dinero el solicitado, debemos pensar fríamente si, realmente, precisamos un préstamo consumo. Analizar si podremos hacer frente a las cuotas y a los intereses. Que la posibilidad de obtener dinero rápido no nos nuble la vista.

Written By
More from Margot
Los bancos podrían ser más permisivos en la concesión de créditos
Los bancos de la zona del euro tienen previsto “relajar” durante el...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *